Palabras del alma a media noche

Hoy.

Hoy te pienso y te deseo como la primera vez que salimos para conocernos el cuerpo y el alma. Te deseo como esa primera vez que senti tus manos en mi cuerpo.

Te deseo como esas noches de placer en el carro, con un beso de 1 minuto que duraban media hora.

Te deseo mientras observo la luna y a lo lejos escucho tu voz cantando “guarda che luna…”

Te deseo con la simple inocencia de dormir juntos de nuevo y saber que si digo “ tengo frio” me pondrás entre tus brazos y dormirme con el calor de nuestros cuerpos abrazados hasta que salga el sol y pueda verte de nuevo, arreglandote para ir al trabajo, haciendo ese café negro, amargo que te despierta por las mañanas.

Deseo esperarte por las tardes que llegues a la casa y recibirte con un beso. Extraño verte cocinar con tu metodologia y ver tu cabello largo en tus ojos, al que con un “ven” me hacias caso, te hacia un media cola y me decias “haces lo que quieras conmigo” mientras me dabas esa sonrisa tan tuya.

Feliz con tu musica y tu vino cocinando como te gusta y yo feliz admirandote pensando quien me dijo que el amor era dificil cuando esta alli, en esa pequeña cocina jugando a la casita junto a ti por unos dias.

Tantas cosas que nos faltaron por decir, tantas cosas que nos faltaron por hacer, la vida pasa y vivo en las memorias cuando me entra la nostalgia de lo que fue y lo que quise que fuera. Extraño jugar a la casita, extraño la convivencia. Nose si porque era contigo o por lo divertido que fue nuestro tiempo juntos.

De repente me dan ganas de verte de escuchar tu voz, de saber de ti. De conectarme de nuevo a lo que fuimos a lo que eramos. Me entra el desespero y solo escribo tu nombre junto al mio como una caligrafia de esas que mandaban en el colegio, donde escribias la frase hasta el final de la hoja. y asi me controlo de las ganas locas de tenerete cerca de nuevo, de hablarte, de saber de ti, hasta la proxima vez que me entren las ganas de tenerte.

Te deseo como cuando tengo ganas de un beso y un mordisco como cuando nos queríamos y nos buscábamos.

Hoy te deseo. Y te busco en mis sueños cada noche, esperando un beso.

Follow:
Share:

Leave a Reply

Archives
%d bloggers like this: